Protocolo Deportivo


    • ¿El secreto de los grandes deportistas? Los genes de élite se caracterizan por estar dotados de un gran poder de recuperación entre un entrenamiento y otro. La recuperación en el deportista está asociada al correcto funcionamiento de las células madre y al propio proceso de regeneración. Tras un entrenamiento exigente se produce un fuerte estrés con cambios importantes en la expresión genética de la Matriz Extracelular (MEC), daños tisulares, inflamación, oxidación y bajones inmunológicos (síndrome de la ventana abierta). El tiempo de descanso es crucial para conseguir la completa regeneración/recuperación y conseguir mejorías en el potencial físico. Sin embargo la exigencia deportiva actual, reduce el tiempo de descanso dificultando mucho una buena compensación fisiológica que termina traduciéndose en lesiones, estancamiento en las ganancias, incluso pudiendo desembocar en problemas de salud muy serios. Nosotros ya conocemos cuál es la mejor combinación V-SI para llevarte a la élite deportiva.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información Vale | Más información