• V-SI Enterosil

V-SI Enterosil

0 opiniones Escribe opinión

  • Fórmula original profisiológica: Boulardii & Arabinogalactano & Clorofilina.
    Biofeedback completo para nuestro organismo.
  • Referencia: V-SI
  • Disponibilidad: 2-3 Meses
  • 26.00€

  • Sin Iva: 23.64€

La disfunción y daño estructural del tubo digestivo está detrás de la génesis de la inmensa mayoría de problemas de salud. Existe una fuerte interrelación entre nuestro sistema inmunológico, la microbiota y las células madre que puede marcar el destino de la salud o de la enfermedad. Sin ninguna duda, es uno de los factores comunes críticos en la auto-regeneración orgánica. Esta condición disfuncional se encuentra mediada por la inflamación crónica, la permeabilidad y la disbiosis intestinal, que son consecuencia de la multiplicidad de agresiones a las que estamos expuestos en la actualidad.

V-SI ENTEROSIL es un complemento alimenticio natural, con acción bifidogénica y bioterapéutica, concebido para regenerar la flora intestinal, rehabilitar la función digestiva y reparar los daños estructurales del tracto gastrointestinal. Su influencia es trascendental en el mantenimiento eficiente de la matriz extracelular (MEC), en el ecosistema celular, en el medio interno y en consecuencia en la regeneración eficiente de órganos y tejidos dependiente de las células madre.

Tres principios activos biológicos de vanguardia y altamente efectivos en trastornos gastrointestinales componen V-SI ENTEROSIL. Su principal componente es la Sacharomyces Boulardii, levadura probiótica que contribuye a regenerar la flora intestinal, a desinflamar el tubo digestivo y a combatir su permeabilidad. De forma sinérgica, el Arabinogalactano y la Clorofilina retroalimentan la actividad regenerativa y antiinflamatoria de la Sacharomyces Boulardii al potenciar el sistema inmunológico intestinal y su capacidad para eliminar toxinas.

INTRODUCCIÓN

Recientes publicaciones científicas han relacionado la interacción entre el sistema inmune, la microbiota y las células madre con enfermedades digestivas como son la inflamación crónica intestinal y el cáncer colorrectal. El tracto gastrointestinal constituye la principal superficie de intercambio y comunicación entre el medio externo y el medio interno. Proporciona nutrición y defensa. Su sistema defensivo es el más delicado y sensible de nuestro organismo. Continuamente se encuentra expuesto a patógenos, péptidos alimenticios dañinos, toxinas, etc. que alteran su estructura y funcionalidad y subsidiariamente la de la matriz extracelular (MEC), hecho que junto con la predisposición genética en combinación con otros agentes causales, puede desencadenar enfermedades, al  interferir negativamente en el fenómeno natural de regeneración y remodelación de tejidos. Precisamente la infiltración cotidiana de innumerables péptidos bacterianos o alimenticios desde el intestino al conjunto orgánico, daña la estructura de la MEC y el tejido orgánico.

Investigaciones recientes permiten afirmar, con rotundidad, que ambas funciones (nutrición y defensa) dependen no sólo de las estructuras propias del tubo digestivo (barrera mucosa, glándulas secretoras, sistema inmune de las mucosas) sino también de la presencia y actividad de las comunidades microbianas que colonizan el intestino. La microflora intestinal es un órgano más, perfectamente integrado en la fisiología del individuo.

Tubo digestivo y microflora intestinal son interdependientes. El estado de modulación de nuestro sistema inmunólogico y la capacidad de eliminación de toxinas por parte de los órganos emuntorios, se encuentra relacionado con el deterioro estructural y la disfunción del tracto gastrointestinal. La inflamación, la permeabilidad y la disbiosis bacteriana son consecuencia de un estilo de vida antifisiológico que inhibe la respuesta regenerativa. La inflamación gastrointestinal es un factor común en estrecha conexión con las enfermedades extradigestivas. Existen evidencias de que el factor desencadenante podría ser una repuesta exagerada del sistema inmune frente a la microbiota intestinal, lo cual conlleva a su vez a la permeabilidad intestinal. 

V-SI ENTEROSIL favorece la regeneración de la flora y epitelio intestinal, en retroalimentación con la corrección de la permeabilidad intestinal y el apoyo del sistema inmune, proceso vital en la auto-regeneración asistida (ARA). 

V-SI ENTEROSIL CONTIENE LOS SIGUIENTES COMPONENTES 

Sacharomyces Boulardii

La Sacharomyces Boulardii  es una cepa de levadura tropical (hongo). Ejerce una acción estimulante en el proceso de auto-regeneración celular, particularmente sobre el tejido de granulación, endotelial y gástrico. Posee un efecto regenerador y modulador de la flora intestinal. Es una de las dos sustancias probióticas que en la actualidad poseen una acción terapéutica restauradora y biorreguladora de la microflora intestinal, con efectos medicamentosos demostrados. Actúa como agente bioterapéutico al fomentar la proliferación de bacterias beneficiosas -bifidobacterias y lactobacillus- favoreciendo el proceso de fermentación, lo que le convierte en una herramienta potente y esencial en la recuperación del desequilibrio de la ecología intestinal. De esta forma estimula y modula el sistema inmunológico (cerca del 80% de nuestras defensas se encuentran en el intestino) preparando el camino para una óptima regeneración.

Posee un potente efecto antiinflamatorio gastrointestinal. Contribuye a disminuir la expresión de citoquinas inflamatorias que se activan durante procesos lesivos, entre otras,  las interleucinas IL-8, IL-6, IL-1b, interferón gamma IFN-y, factor nuclear Kappa B –NF KB- y el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α). Ayuda a mejorar de forma subsidiaria la función endotelial periférica, la reducción de marcadores bioquímicos e inflamatorios (creatinina, ácido úrico, hs-CRP) y la absorción de colesterol LDL y trigliceridos contribuyendo a  mejorar la actividad cardiovascular al modular la flora intestinal. 

La Saccharomyces Boulardii es efectiva para el tratamiento de la permeabilidad intestinal, ya que favorece el aumento de la potencia del sistema inmunológico en la flora intestinal que impide que macromoléculas exógenas y otros patógenos puedan traspasar la mucosa. Ayuda a modular la respuesta inmune en estadios inflamatorios gastrointestinales, como los encontrados en la enfermedad inflamatoria intestinal –Enfermedad de Crohn-. Es la única levadura natural capaz de estimular la secreción de IgA fortaleciendo nuestra primera línea de defensa contra los microbios invasores, y es clave para mantener la homeostasis e integridad de la mucosa intestinal, contrarrestando los efectos que padecen los individuos con deficiencia de IgA. Ofrece un gran potencial en el tratamiento y/o prevención de las úlceras inducidas por AINES Y Helicobacter Pylori. 

Arabinogalactano

El Arabinogalactano es un polisacárido obtenido del árbol alerce. Al favorecer la producción de ácidos grasos de cadena corta –butirato y propionato-, posee funciones bifidogénicas, que inciden directamente en el adecuado funcionamiento  de células epiteliales, del tejido linfoide intestinal y de los enterocitos frente a patógenos  –permeabilidad intestinal- y bioterapéuticas que contribuyen a la mejora de la microflora intestinal beneficiosa -organismos anaerobios-.

Promueve la producción autocrina de IL-10, una citocina con propiedades antiinflamatorias e inmunorreguladoras capaz de inhibir la síntesis de citocinas proinflamatorias, co-estimuladoras y moléculas HLA clase II, al actuar en las células presentadoras de antígeno (células dendríticas, macrófagos y células T). Estimula la proliferación y diferenciación de las células T responsables de la respuesta inmune tipo Th2 y los tipos Th1 y Th17. Potencia la actividad del sistema reticuloendotelial –sistema fagocítico mononuclear- involucrado en la defensa intestinal, mediante su unión a los macrófagos, activación de la fagocitosis, y estimulación de las células Natural Killer –NK- frente a microorganismos patógenos. 

Aumenta el tránsito intestinal y el peristaltismo. Posee fibra dietética soluble no digerible resistente a la acción enzimática hidrolítica, lo que permite que sea fermentada por la microflora residente en el intestino grueso, proceso que estimula la liberación de ácido butírico encargado de regular la mala actividad celular intestinal, ejerciendo efectos preventivos contra la diverticulosis, diverticulitis y el estreñimiento

Posee actividad moduladora del sistema inmune, induce de forma natural  la expresión de citocinas, quimiocinas y receptores co-estimulantes, tales como IL-1α, CXCL2, y CD69, que interrumpen las vías que contribuyen al crecimiento incontrolado de las células cancerosas y previenen la metástasis a otros órganos. Al unirse a ellas facilitan a las células inmunes su reconocimiento y destrucción. Investigaciones recientes señalan que el Arabinogalactano podría tener un papel destacado en la prevención de cáncer de colon al evitar que sustancias cancerígenas permanezcan ubicadas en el intestino grueso por su capacidad de unirse a moléculas de colesterol, bilis, amonio y triglicéridos, como parte del proceso eliminativo. Por su actuación en la microbiota intestinal, contribuye a favorecer y controlar el crecimiento de células del endotelio del colon (colonocitos), función muy importante para el control de cáncer en esta zona. 

Clorofilina

La Clorofilina es un derivado seminatural de la clorofila. Favorece el tránsito intestinal y el peristaltismo. 

Podría intervenir en la inmunosupresión y la modulación de la respuesta inmune inducida por agentes tóxicos, inhibir la proliferación de linfocitos, así como disminuir significativamente la activación inducida de muerte celular. La Clorofilina ayuda a proteger del daño genotóxico inducido por metales pesados, radiación ionizante, nitrosaminas, hidrocarburos, dioxinas, aflatoxina B1 -micotoxina cancerígena presente en alimentos-, etc. lo que le hace indicado en terapias de degeneración celular.

Contribuye a acelerar la degradación de BP –benzo (a) pireno- y puede influir en la farmacocinética de aflatoxina B1 -AFB 1- (micotoxina cancerígena que se encuentra en determinados alimentos), además de evitar la acumulación de dioxinas, al limitar y mitigar su biodisponibilidad en el tracto intestinal. Puede contribuir a desactivar compuestos mutágenos y promover la apoptosis de células cancerígenas de colon y ha sido probada con éxito como reductor de carcinomas gástricos y hepáticos. 


En función de las diferentes investigaciones realizadas, la Sacharomyces Boulardii, el Arabinogalactano y la Clorofilina pueden ser grandes aliados para combatir: 

  • Problemas digestivos, estomacales: inapetencias, digestiones lentas y pesadas, dispepsia –malestar estomacal-, gastritis crónica por hipoclorhidria –falta de secreciones estomacales-, gastritis por helicobacter pylori.
  • Molestias intestinales y flatulencias: intestino irritable, vientre hinchado, meteorismo, estreñimiento, flatulencias, diarrea.
  • Enfermedad hepática: infecciones gastrointestinales con translocación hepática, fibrosis hepática, disfunciones metabólicas hepáticas (elevación de transaminasas).
  • Enfermedad intestinal: Crohn, colitis ulcerosa.
  • Sistema inmunológico: optimiza el rendimiento del sistema defensivo de nuestro organismo –déficit inmunológico, psoriasis, lupus-
  • Prevención cáncer: cáncer de colon.
  • Sistema nervioso: estrés, ansiedad y depresión.
  • Sistema cardiovascular: colesterol “malo” o LDL, triglicéridos, coágulos sanguíneos.
  • Sistema celular: protección frente a genotoxicidad por metales pesados.
  • Salud bucodental: gingivitis, periodontitis.

Envase de 30 gramos netos con contenido de 60 cápsulas (500 mg/cápsula). Consumir y tomar por la mañana al despertar, antes del desayuno. Para favorecer su asimilación ensalivar antes de ingerir con o sin agua. El encapsulado en el que se presenta el V-SI Enterosil, favorece la biodisponibilidad de la Sacharomyces Boulardii, del Arabinogalactano y de la Clorofilina hasta en un 90%. 

V-SI Enterosil no es un medicamento. Es un alimento.

No exceda la dosis diaria recomendada en el etiquetado y en los protocolos. No debe sustituir a una dieta alimenticia equilibrada y variada ni a un modo de vida sano. Conserve el producto en lugar fresco y seco. Debe ser consumido antes de 3 meses una vez abierto el envase. No consumir en caso de embarazo o lactancia. No deje el producto al alcance y a la vista de los niños. Mantenga el producto protegido de la luz y la humedad. 

Como todos los complementos alimenticios, hasta la fecha no existen estudios de compatibilidad  con el espectro actual de medicamentos, por favor revise detenidamente el prospecto de su medicación. En caso de interacción con cualquiera de los principios activos de V-SI Enterosil, consulte con su médico antes de comenzar la toma del producto.


Arabinogalactano, Sacharomyces Boulardii CNML-3799, Clorofila de Magnesio. Agente de carga: celulosa (E460). Antiaglomerante: estearato de magnesio (E572). Cápsula vegetal de celulosa y colorante (dióxido de titanio).

VALORES NUTRICIONALES

1 cápsula de 500 mg. contiene:

  • Arabinogalactano: 320 mg.
  • Sacharomyces Boulardii: 5.000 millones de células
  • Clorofilina: 80 mg.

60 cápsulas de 500 mg. contienen:

  • Arabinogalactano: 19200 mg.
  • Sacharomyces Boulardii: 300.000 millones de células.
  • Clorofilina: 4800 mg. 

POSOLOGÍA V-SI ENTEROSIL EN CADA PROTOCOLO:

 Protocolo general

  • Tercera Fase: Realizar 1 toma al día (2 cápsulas) en el momento indicado: 2+0+0 uds. Consumir por la mañana al despertar antes del desayuno, durante 30 días.


Escribe opinión

Nota: No se permite HTML!
    Malo           Bueno
Productos Relacionados
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información Vale | Más información